jueves, 6 de mayo de 2010

Minicríticas y una sorpresa para redondear


¡Buenas!

Para poner un poco al día este blog en cuanto a comentarios cinematográficos, y también con el propósito de aligerar un poco los contenidos de esta bitácora, he decidido estrenar un nuevo formato, que espero usar más a menudo de ahora en adelante: las minicríticas.

No voy a entretenerme/os explicando en qué consisten: su nombre ya lo indica claramente. Me limitaré a dar comienzo a este nuevo formato con la esperanza de que sea bien recibido y de que me sirva para dar de forma breve y concisa mi punto de vista sobre ciertos films que he tenido el placer/disgusto de ver estos últimos días/semanas/meses.


-Invictus: Ideal para hacerte sentir buen rollo al llegar sus títulos de créditos finales, y rodada con el pulso y la maestría clásica que Eastwood demuestra película tras película. Interpretaciones muy convincentes tanto por parte de Freeman (nacido para interpretar a Mandela, sin duda) como de Damon (en un registro pocas veces visto en este actor). Pero esta película tiene un gravísimo problema: en ningun momento llega al corazón del espectador. Lo intenta, pero nunca llega a dar en el blanco. Una gran oportunidad perdida. Eso sí, ojalá todas las oportunidades estuvieran tan bien contadas como esta. Atención a la subtrama de los guardias de seguridad de Mandela.

Puntuación: 6,5/10

-The Lovely Bones: Precioso anuncio de compresas de dos horas (música chill out incluida). Me sobra el personaje de Susan Sarandon (completamente perdida en un registro histérico que no es el suyo). Me sobra ñoñería. Me sobran efectos digitales (Jackson, intenta olvidar que dirigiste "El Señor de los Anillos" cuando me cuentes un drama intimista sobre la muerte). Me sobran escenas ridículas. Me sobra ese final digno de episodio de "Los Simpson". Me falta entender las motivaciones de los personajes (llegando a un extremo demencial el comportamiento errático de Abigail Salmon, interpretada por Rachel Weisz en piloto automático). Me falta que las maravillosas interpretaciones de Saoirse Ronan y Stanley Tucci no se vean engullidas por un guión horrible. Me falta una historia coherente con un desenlace satisfactorio. Me falta una película. Me sobra un precioso anuncio de compresas de dos horas.

Puntuación: 4/10


-Shutter Island: Impecable mezcla entre thriller psicológico, terror, novela pulp y cine negro del de toda la vida (con detectives de ceño fruncido, sombrero y gabardina), además de un gran homenaje a la filmografía de Alfred Hitchcock (esos guiños a "Psicosis" y a "Vértigo" no pueden ser casuales) y una muestra del Scorsese más desatado que recuerdo haber visto en años. Sobre DiCaprio, solo puedo decir que carga una película de lo más difícil sobre sus hombros, y que sale más que airoso del reto a través de una destacable interpretación; le ayuda mucho el hecho de contar con Ben Kingsley, Max Von Sydow o Mark Ruffalo secundándole, y esas geniales apariciones estelares de Patricia Clarkson y Jackie Earle Haley. A esto unid un montaje trepidante y espectacular (eso sí, no exento de gravísimos errores de raccord), una magnífica fotografía y una espeluznante banda sonora, y obtendréis uno de los films más disfrutables y adictivos que veréis en mucho tiempo.

Puntuación: 9/10

Y, ya para acabar, os dejo un pequeño adelanto de mi cortometraje (de próximo estreno, esperemos que en junio) "Carson & Morrison: Patrulla de Rescate". ¡Espero que os haya gustado el artículo y el poster!