viernes, 31 de diciembre de 2010

Lista para acabar el año


2010 ha sido un año bizarro, cinematográficamente hablando: por las carteleras han pasado desde verdaderas joyas (cuyo nivelazo tardará mucho en ser alcanzado siquiera) hasta abominables truños. Sin más dilación, y después de desearos todo lo mejor para el 2011 que se nos avecina, vamos al lío y establezcamos el ranking correspondiente al año que dejaremos atrás esta noche:


-Imprescindibles

Origen (Christopher Nolan): Maravillosa de principio a fin, con todos sus aspectos (dirección, interpretaciones, escenografía, música) perfectamente equilibrados y una constante sensación de asombro que deja al espectador boquiabierto. Increíble, toda una experiencia.

Toy Story 3 (Lee Unkrich): Todavía sigo sin poder creer que Pixar haya logrado, no solo igualar, sino superar el altísimo listón que dejaron con peliculones como "Ratatouille", "Wall-E" y "Up". Han tirado la casa por la ventana para concluir esta mítica saga, convirtiendo la tercera entrega en una espectacular mezcla entre cine clásico de aventuras, comedia, drama (y del bueno, atentos a los últimos 15 minutazos) e incluso cine de mafia. ¡Y todo ello con un mensaje político implícito!

Shutter Island (Martin Scorsese): Una delicia, sin lugar a dudas: dirección frenética y expresionista combinada con un protagonista impecable (enorme interpretación de Leonardo DiCaprio), secundarios de lujo (Ben Kingsley, Max Von Sydow, Mark Ruffalo...), fotografía y banda sonora adecuadísimas y, sobretodo, un ritmo desquiciado y un tono abiertamente pulp que hacen de esta mezcla de géneros una película imprescindible.

La Red Social (David Fincher): Por derecho propio, una de las películas del año. Como biografía de Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, es bastante discutible, pero como retrato de la generación internauta y de la concepción moderna de valores como la lealtad y la amistad, es simplemente milimétrica, además de un film perfecto a nivel formal. Simplemente le falla no alcanzar un clímax, pero es un fallo menor en una cinta más que satisfactoria.

El Escritor (Roman Polanski): Otra de las grandes de este año: intriga y política servidas en bandeja de plata por un cineasta como la copa de un pino. Y es que esta cinta nos ofrece cine en estado puro (reforzando a través de metáforas visuales un guión muy sólido) y unas interpretaciones de bandera por parte de McGregor, Brosnan y Williams. Junto con "El Pianista", "La Semilla del Diablo y "El Quimérico Inquilino", de sus mejores películas.

-A destacar

La Cinta Blanca (Michael Haneke)

Como entrenar a tu Dragón (Dean DeBlois y Chris Sanders)

Green Zone: Distrito Protegido (Paul Greengrass)

Anvil: El Sueño de una banda de Rock (Sacha Gervasi)

Kick Ass (Matthew Vaughn)

-Se quedaron a medias

Salt (Philip Noyce)

Salidos de Cuentas (Todd Philips)

The Lovely Bones (Peter Jackson)

Robin Hood (Ridley Scott)

Airbender: El Último Guerrero (M. Night Shyamalan)

-Lo peor

La saga Crepúsculo: Eclipse (David Slade)

Legión (Scott Stewart)

Biutiful (Alejandro González Iñárritu)

La Casa Muda (Gustavo Hernández)

Predators (Nimrod Antal)

-Agradables sorpresas

Sherlock Holmes (Guy Ritchie)

The Town: Ciudad de Ladrones (Ben Affleck)

Buried: Enterrado (Rodrigo Cortés)

Scott Pilgrim contra el Mundo (Edgar Wright)

Philip Morris, ¡Te Quiero! (Glenn Ficarra & John Requa)

-Abominaciones en estado puro

Don Mendo Rock: ¡La Venganza! (José Luis García Sánchez)

Daybreakers (Michael Spierig & Peter Spierig)

Precious (Lee Daniels)

Nine (Rob Marshall)

La Cuarta Fase (Olatunde Osusanmi)