jueves, 23 de diciembre de 2010

Un pequeño cambio en las críticas

¡Buenas!

Antes de subir a este blog mi crítica a "Bruc: La Leyenda" (os adelanto que me gustó mucho), me gustaría comentaros un pequeño cambio que realizaré en mi enfoque a la hora de redactar críticas cinematográficas: para mi, esas críticas no son análisis sesudos, academicistas, objetivos e incontestables, sino meras opiniones personales, basadas en una percepción totalmente subjetiva. Ninguna crítica cinematográfica es incontestable, y quien diga lo contrario, miente de la forma más arrogante posible: se puede deducir la calidad de una película en base a votaciones mayoritarias (como, por ejemplo, las que establecen la nota de un film en páginas web como IMDB o Filmaffinity), pero nunca se sabe si una cinta va a gustarnos o no, o a parecernos buena o mala, hasta que no la vemos y juzgamos con nuestra propia óptica. Por tanto, tal como ciertas personas me hicieron ver en su día, es absurdo e injusto valorar el trabajo de un equipo profesional en base a algo tan aséptico y calculado como es una nota numérica.

Sustituí el sistema de estrellas con el que comenzaron las críticas de este blog por pura comodidad: resulta más exacto puntuar del 1 al 10 que puntuar con la limitación que suponen las cinco estrellas. Pero la base de todo esto es que no se puede puntuar la calidad de una película. A lo largo de mi vida, he conocido a gente a la que le gusta "Batman & Robin", a gente que considera que "Híncame el Diente" es divertidísima, y otros casos que, bajo mi punto de vista, serían dignos de análisis clínico, pero que, para ellos, resulta de lo más normal. Por tanto, y para recalcar lo subjetivas que son mis críticas (a las que llamo así por no decir directamente "valoraciones" u "opiniones"), usaré un nuevo sistema de calificación, más orientativo que analítico:

Mala - Mediocre - Buena - Muy Buena - Excelente

De esta forma, daré comienzo mañana por la mañana a las nuevas críticas con "Bruc: La Leyenda". ¡Un fuerte abrazo y felices fiestas!