sábado, 8 de octubre de 2011

'Capitán Trueno y el Santo Grial': El 'Origen' español


No creáis que me he vuelto loco por comparar el peliculón de Christopher Nolan con 'Capitán Trueno y el Santo Grial'. Sé de lo que hablo. A su manera, esta superproducción española de todo a un euro ha generado la que quizás sea la mayor expectación del año en cuanto a cine patrio (descontando cintas de calidad como 'No habrá paz para los malvados' y demás propuestas interesantes): para bien o para mal, la cutrez del nivel de producción (pese a un presupuesto considerable) y las ganas de saber cómo habrían adaptado al celuloide el ya mítico héroe comiquero han provocado el mayor hype (negativo en gran medida, pero hype igualmente) imaginable e incluso despertado la curiosidad de algunos de cara a ir a verla en salas de cine.

La mala prensa del film no se limita a comentarios de medios especializados o de usuarios, sino que se extiende incluso a directores de sangre y de oficio. El cineasta Tinieblas González, en el minuto 23:10 de su necesaria y muy crítica rueda de prensa para denunciar los tejemanejes que algunas productoras realizan en el cine español, comenta sobre este film: "[...] Tenemos películas como Capitán Trueno, que pasan en diez años de tener un director potente y un guión maravilloso a no saber nada y, de repente, un director de estos que hace cualquier cosa pues te hace Capitán Trueno. Esperad a ver la pinta que tiene... [...]". No hace falta decir nada más: producción maldita donde las haya (llevaba diez años dando vueltas en el Limbo y pudo haber sido producida por Julio Fernández -Filmax- antes de la caída del proyecto), pasó de un cineasta tan prometedor como Juanma Bajo Ulloa ('Airbag') y de un guión que remodelaba el canon del Capitán -convirtiéndole en un antihéroe más oscuro y violento- a la dirección de Antonio Hernández.



Aunque nada tengo en contra de Hernández (es un artesano en toda regla, siempre igual de bueno que el guión de que dispone y que al fin y al cabo come del cine y de la televisión), he de decir que no es la clase de cineasta que se contrataría para dar calidad y personalidad propia a una película: tan capaz es de realizar joyas como 'En la ciudad sin límites' o películas entretenidas como 'Oculto' y 'El menor de los males' como de pergeñar cutradas como 'Los Borgia' o incluso bazofia de la peor calaña como 'El Gran Marciano'.


En nada ayudan tampoco las numerosas fotografías de rodaje (que mostraban los escasos valores de producción) y posters, claramente diseñados a toda prisa y sin interés. Pero el colmo de males llegó con la aparición de los dos trailers, a cada cual peor que el otro. Os dejo con el segundo, repleto de momentos en que la música satura de tan alta que está nivelada, de fragmentos en que el trabajo de sonido es paupérrimo y el nivelado de los diálogos inexistente, de escenas pretendidamente épicas pero aburridas e insulsas a nivel visual y de efectos especiales patéticos (para una producción de este calibre, se entiende) y atrezzo made in Taiwan.



Motivo de burla generalizado, el film que por fin adapta los tebeos del Capitán Trueno ha despertado una gran curiosidad (quizás malsana) en torno a la calidad del acabado final. Hoy, sábado 8 de octubre, un día después de su estreno, ya tiene un 3,0 en Filmaffinity y críticas tan poco halagadoras como "Deforme insensatez. [...] un involuntario ejercicio de comedia que no se sabe a quién enfadará más, si a los neófitos o a los fanáticos del tebeo" (Javier Ocaña: Diario El País) o "Abaratando la leyenda del héroe. [...] resulta difícil explicar tanto desatino narrativo, tanta tosquedad técnica y tanta comedia involuntaria[...]" (Nando Salvá: Diario El Periódico). Sin embargo, aunque todo esto le pasará factura a nivel de taquilla familiar, posiblemente le proporcionará un empujón como guilty pleasure: podría tratarse de uno de esos casos de "película tan mala que es buena", en cuyo caso el público que quiera reír a costa del film o tener un motivo para criticar o burlarse le aportaría unos buenos dividendos.

Lo que sí es cierto es que el estreno de 'Capitán Trueno y el Santo Grial', bien por lo risible de su producción o por la mala prensa que ha generado, no ha pasado desapercibido. Es más, dentro del panorama habitual del cine español (en que los estrenos suelen estar poco publicitados o generar un escaso hype), podría decirse que esta película ha sido una rara avis al generar las expectativas que ha generado. De cualquier manera, y a falta de verla para poder juzgar la película en sí (al margen de la desconfianza que me generan los avances), he de decir que el trabajo del reparto y del equipo técnico y artístico me parece muy respetable y encomiable (que luzca barata a nivel de efectos y de atrezzo/vestuario no es tanto culpa del equipo técnico como de la gestión del presupuesto, de los medios conseguidos para llevar a cabo el producto y de las condiciones y el tiempo con que hayan trabajado) y que la banda sonora de Luis Ivars me ha gustado bastante: