domingo, 16 de octubre de 2011

El trabajo de un editor


La labor del editor de vídeo y de cine suele, por lo general, estar bien valorada por público y (sobretodo) por crítica. Sin embargo, no se suele saber hasta qué punto un buen trabajo de edición puede llegar a salvar (no a mejorar o a pulir, sino directamente salvar) una obra cinematográfica.

Por ejemplo, dícese que el montaje de la cinta 'G.I. Joe' fue una tortura china hasta el punto de que (al margen del rumor de que el director Stephen Sommers fue despedido, rumor que fue posteriormente negado) para arreglar el caos argumental que habían rodado contrataron al prestigiosísimo editor Stuart Baird para igualar el ritmo y cambiar todo aquello que tuviera que ser modificado en aras de la calidad del producto final. Otro caso similar se está produciendo actualmente: el director Pete Travis ('En el punto de mira') ha sido despedido de la producción de 'Dredd' (nueva versión cinematográfica del personaje de cómic Juez Dredd, protagonizada por Karl Urban) y que se va a modificar lo que tienen rodado hasta la fecha. ¿Cómo lo harán? Contratando al guionista Alex Garland (que escribió cintas como '28 Días Después') para que ruede nuevas escenas y para que supervise el proceso de montaje, a fin de mejorar lo que ya tienen preparado. ¡Por no citar el caso de Francis Ford Coppola editando in extremis su obra 'Apocalypse Now' para exhibirla en el Festival de Cannes de 1979!


En este artículo, me gustaría relacionar esta cuestión con la nueva coproducción de Triverso y de la productora DePaseo Producciones: el cortometraje 'La Visita', dirigido y escrito por Raul Sarasa (creador de DePaseo, cineasta en ciernes y actor ya veterano y experto) y con Jonatan Jiménez (co-director de 'La Luz' junto con un servidor). En este caso, he participado como diseñador gráfico creando el poster (que podéis ver arriba al principio de este texto) y como editor tanto del trailer oficial (exhibido en los estrenos de 'La Luz' antes del cortometraje) y del cortometraje. No tengo que salvar la trama en sí: el guión es magnífico, las interpretaciones están meticulosamente dirigidas y los actores las bordan, y la dirección de fotografía constata el gran trabajo tanto de Raul Sarasa como de Jonatan Jiménez con unos planos increíbles.


El problema radica en un error técnico que ha corrompido (dentro de la propia cinta) gran parte del material rodado. Aunque dispongo de todo el master de sonido perfectamente grabado (a falta de nivelar y de sincronizar con el vídeo), mi labor como editor consistirá, hasta que se de el corto por finalizado y se exporte el master en alta definición después de etalonar y de insertar la banda sonora definitiva, en apurar el material de que dispongo (que, por otro lado, no es poco) como buenamente pueda a fin de conservar el sentido último de la historia que el director quería narrar en imágenes y de que el público pueda disfrutar de una obra entretenida y bien hecha a todos los niveles.


Por un lado, es una señora putada para cualquier editor. Por otro lado, es un reto estimulante del que, si logro salir, obtendré una obra de la que sentirme orgulloso y un aprendizaje para el resto de mis días. De modo que he escrito este artículo a modo de reflexión y de, muy entre comillas, diario de edición: lo que pretendo es suscitar una reflexión acerca del trabajo de un editor y del peso que tiene éste en el resultado final de toda obra audiovisual. Ya para concluir, me gustaría dejaros con el trailer oficial de 'La Visita' como un pequeño adelanto de lo que veréis en pantalla a, espero, finales de 2011: