viernes, 31 de octubre de 2008

Democracy works


Con este artículo no pretendo ofender a nadie, está enteramente escrito en tono irónico, simplemente estoy en desacuerdo con todo lo mostrado en el anuncio que comento y en las políticas que defiende. Espero que nadie se sienta molesto u ofendido por el contenido.


No tengo palabras para definir el documento social que encontré por casualidad navegando por You Tube. Me habían hablado de dicho documento, me mencionaron sus virtudes dialécticas, su profundo mensaje antibelicista y demás maravillas que le acompañan.

Pero no ha sido hasta mi primer visionado (y el segundo, y el tercero...) que he llegado a comprender hasta qué punto ha influido en mi juicio y criterio personal este maravilloso pedacito de filosofía moderna, contenido en cuarenta y siete excelsos segundos -de los cuales, cada uno es pura y bendita gloria, un éxtasis para los sentidos-.

Y es que el anfitrión -una grandiosa personalidad pública, cargada con más saber y conocimientos que cualquier Schopenhauer, Nietzche o Platón-, llenando con su presencia la pantalla -por otro lado, no muy grande en cuanto a tamaño, You Tube es lo que tiene-, nos transmite un discurso repleto de sabiduría, perfecta muestra de hasta qué punto la cultura americana supera a la europea. ¡Que se esfumen la Ilustración y demás patrañas! Al lado de este fragmento de vídeo, caen en el ridículo más espantoso.

Y es que, ¿quién quiere llamar al 911, pudiendo guardar en su casa una preciosa Colt 45? ¿Acaso servirá de algo la policía cuando una banda de malhechores ataquen despiadadamente a tu familia? ¿Para qué llamarlos, si contamos con un arsenal en casa? En estos casos, ¡lo mejor es disparar primero y preguntar después, claro que sí! Y ya puestos, ¡cariño, tráeme el lanzagranadas!

Aunque claro, el ilustre pensador que nos lanza semejante perlita no necesita armas. Por favor, ¿acaso necesita armas el único hombre que...

...consiguió que Dios le pidiera algo "por favor"...

...provocó el Big Bang con una patada giratoria...

...y es capaz de anunciar algo relacionado con un tema de total vigencia y trascendencia como este y conseguir que el anuncio tenga un aire de caspa/Serie B sin apenas esfuerzo?

No necesita armas, con una patada giratoria tiene muchísimo más que de sobra.

Por tanto, y en vista del mensaje que nos lanzan él y la NRA (Asociación Nacional del Rifle), solo puedo decir una cosa:

¡Qué huevos, señores!

Encima, todo con música de Spaghetti Western. Ahí, arrasando. Luego
pasa lo que pasa.

Michael Moore será un demagogo, pero tenía razón, al fin y al cabo.

Sin más dilación, la "obra de arte absoluta" para vuestros paladares:





Para haceros digerir el mal trago, en exclusiva, os presento al único "hombre" sobre la faz de la tierra capaz de matar a Chuck Norris. Con una simple mirada (aparece a partir de 0:39):