sábado, 1 de noviembre de 2008

La peor película de todos los tiempos


Tiempo ha, el honor de ser la peor película de todos los tiempos era un honor -infame, mas honor al fin y al cabo- reservado para buques insignias del séptimo arte como los señores Edward Wood Jr., Uwe Boll, y algunos directores de bodrios televisivos que ni siquiera merecen ser considerados como "películas".


Ahora, dos mentes privilegiadas han decidido usurpar este trono. Y, ¡doy fe de que por fin lo han logrado! Al fin y al cabo, su encarnizada lucha -mejor dicho, cruzada- contra aquello que algunos llaman "cine de calidad", que ha resultado en basuras cinematográficas -por llamarlas de alguna manera- tales como "Date Movie", "Epic Movie" (cuánta originalidad en los títulos), "Casi 300" (gloriosa traducción de "Meet the Spartans") y su última cinta, "Disaster Movie".


Tal como muy bien indica su título, esta película es un desastre, una catástrofe a todos los niveles, ni siquiera digna de ser vista en un Screener "cutre-salchichero" grabado por un videoaficionado pirata de pulso tembloroso (usando la prodigiosa definición que le otorga la cámara de su móvil, ¡Pura gloria traducida en píxeles! ¡La borrosidad al poder!). Perpetrada por una Fox en plena fase de decadencia intelectual (bien es sabido que Tom Rothman, presidente de dichos estudios, no es precisamente alguien inteligente), este pedazo de mierda -no encuentro expresiones más suaves por más que lo intento- intenta hacernos creer que se trata de una parodia de las cintas de desastres que suele ofrecernos la industria hollywoodiense.


Pero... Cuesta creer eso cuando te está ofreciendo una burla, no solo descarada -Si al menos hiciese gracia, ¡sería permisible!-, si no descerebrada y carente de cualquier atisbo de humor de todo lo que se le ponga por delante (¡Incluso se hace una patética, por burda y nada jocosa, referencia al Facebook!). No solo intenta parodiar -fracasando miserablemente en el intento- el antes mencionado género catastrófico, si no que, sin criterio alguno, mezcla en el mismo (y asqueroso) mejunje películas como "El Caballero Oscuro", "Hellboy II: El Ejército Dorado", "El Increíble Hulk", "Wanted" (¿?), "High School Musical" (¿¿??) o "Juno" (¿¿¡¡!!??), entre muchas otras -tal como se deduce por el Poster y el infame Trailer-, incluyendo sin motivo alguno personajes como Hancock, Indiana Jones o Amy Winehouse -¿Incluso en esta película tengo que tragarme a ese personajillo?-. En definitiva, un horror bacui en estado puro, donde todo vale y la única ley vigente es la de la estupidez supina.


Dicha falta de cualquier tipo de criterio o buen gusto sería, como ya he dicho antes, excusable si el producto fuese al menos gracioso y/o entretenido -¡Lo mínimo exigible a una comedia, especialmente si para verla tienes que pagar 6 euros y medio como mínimo!-, pero lo peor es que lo único que provoca este desecho de celuloide es un ataque de rabia incontenible, hasta el punto de salivar bilis, ataque que padecerá cualquier espectador con un Cociente Intelectual superior a 20 al ser consciente de que le han robado vilmente, no solo el precio de la entrada y los aperitivos, si no algo mucho más valioso: tiempo, el tiempo correspondiente a la duración del engendro, tiempo irrecuperable que podría haber invertido en algo mucho más valioso y productivo -en leer las Páginas Blancas, por ejemplo-, y que, en su lecho de muerte, se arrepentirá de haber malgastado con semejante excremento.


Desde aquí, hago un llamamiento a la insigne 20th Century Fox para que recupere la cordura y vuelva a ofrecernos buen cine, y a Aaron Seltzer y Jason Friedberg les pido que realicen un ejercicio de reflexión autocrítica, y que, la próxima vez que decidan hacer una película, la titulen "Stupid Movie" y se parodien a si mismos intentando hacer una comedia. A buen seguro saldrán mejor parados que continuando con su particular cruzada contra el buen cine. De momento, el honor de tener la peor película de todos los tiempos ya lo han logrado. Mis felicitaciones.