viernes, 12 de diciembre de 2008

Spanish Hip Hop meets Stupidity

Lo han vuelto a hacer. Después de ofrecernos el "Compra con criterio" y "Si eres legal, eres legal", las privilegiadas mentes que se ocupan del tema propagandístico en el Gobierno nos ofrecen una excelsérrima campaña, solo apta para superpensadores [de esos que leen a Demóstenes en sus horas libres]. Juzgad vosotros mismos:



¿Qué sensación os ha producido esta pieza audiovisual, clásico inmediato de aquello calificable como "obra de arte total"? Esto es lo que le ha hecho sentir al que escribe.

Vergüenza ajena.

Bueno, como los dos milloncetes de euros ya están gastados (¡Para que luego digan que hay crisis! Aunque quizás, mientras que al currante se le aconseja/ordena hacer de voto de pobreza, los políticos se dedican a malgastar los fondos públicos) en esta basura, mejor tomárselo con sentido del humor. En mi caso, voy a mostrarme especialmente "cachondo" y voy a proponer una campaña de Tráfico que no desmerecería en absoluto esta... cosa:

Wiki wiki waaaa, tío kontrola
Si no' e'trellamo' la kosa no mola
Si shokamo' la emo' liao pardaaaa
Pk si stas muerto la palmaaaa'

¡Uao! ¡Podría trabajar en el Gobierno haciendo anuncios y todo! Gracias por hacérmelo descubrir, Señor ZP.

Ahora, volvamos al tema. ¿A qué tipo de público iba dirigido este pseudointento fallido de campaña? ¿A éste? Quizás esa atrocidad gramatical de escribir "koko" con "k" [por la cual a punto he estado con rociar mis ojos con un vaso de ácido sulfúrico] es para atraer al tipo de adolescentes que cree que "Física o Química" es una buena serie... Pudiera ser.

Pero vamos a ver: ¿de veras pensaban que una campaña tan rematadamente estúpida iba a funcionar? Que conste que no lo digo exaltado, al revés, ¡mis buenas carcajadas me ha arrancado esta horrendez audiovisual! Y debo admitir que, por una vez, el Gobierno está mandando un mensaje positivo a la juventud. Lo que es penoso es la ejecución, y peor aún, pensar que esto iba a colar. Quizás la Administración PSOE piensa que los jóvenes españoles son especímenes subdesarrollados de una raza de primates de limitada capacidad motora. ¡No es así, señores! Que sean jóvenes no los convierte en estúpidos. Incluso el tonto del instituto ha visto que esta campaña establece un nuevo paradigma en cuanto a lo que NO hay que hacer jamás en publicidad. Primera regla del publicitario: ¡Nunca tomar al espectador por imbécil!

Aunque el PSOE no se caracteriza precisamente por ofrecernos unas campañas de alto calibre. Para muestra, un botón:





(Ojos en blanco, suspiro prolongado, me calmo, sigo con lo mío)

Para la próxima campaña les aconsejo fervientemente que, si de verdad quieren conectar con el público más joven, empiecen por tratarlos como personas y no como monos descerebrados. Y déjense de raps y demás musicales, por favor. Porque se están ustedes dejando la pasta en estupideces, cuando [y no me cansaré jamás de decirlo] hay cosas que necesitan mucho más una inversión que esas.